|

¿Sabes cómo reducir el impacto de la contaminación electromagnética?

La radiación electromagnética puede afectar al sistema nervioso, inmunitario y endocrino. Por esta razón es conveniente conocer sus efectos y tomar ciertas medidas para evitar la sobre exposición a ella.

En la actualidad estamos expuest@s a campos electromagnéticos potencialmente dañinos a diario, tanto en casa como en el trabajo.

 

Aunque existe mucha controversia al respecto, parece ser que la contaminación electromagnética proveniente de aparatos eléctricos, ordenadores, móviles y demás podría afectar a la salud más de lo que imaginamos.

 

En los últimos años se están llevando a cabo numerosos estudios sobre este tema y cada vez hay más evidencia del vínculo entre la exposición a dichos campos y ciertos problemas de salud.

 

Son varios los dispositivos que contribuyen a la carga total de la radiación. Sin embargo, son los que se encuentran frecuentemente cerca de tu cuerpo los que más pueden afectarte.

Por eso es especialmente importante que pongas a atención al uso del ordenador y del teléfono móvil, pues la verdad es que pasamos cantidad de horas en contacto con ellos.

Dado que actualmente no podemos prescindir de este tipo de dispositivos, es necesario tratar de minimizar en la medida de lo posible los efectos de los campos magnéticos emitidos por dichos aparatos.

 

Así mismo, este aspecto es fundamental a la hora de tratar el síndrome visual informático, que cada vez afecta a más personas en el mundo industrializado.

 

Este síndrome se caracteriza por una serie de síntomas visuales, oculares, astenópicos y músculo-esqueléticos provocados por el uso excesivo de ordenadores y aparatos digitales.

 

La polémica está servida porque hay posiciones encontradas. Algunos son de la opinión de que las radiaciones de estos instrumentos no son nocivas para la salud, mientras que otros las consideran una causa relevante que afecta a la salud ocular y general.

¿Qué son los campos electromagnéticos? (CEM)

Según el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental de Estados Unidos, los CEM son “áreas invisibles de energía, a menudo llamadas radiación, que están asociadas con el uso de energía eléctrica”.

Podemos distinguir tres categorías:

 

  • Campos eléctricos

Campos eléctricos de corriente alterna a 50 Hz en Europa, desde el cableado del hogar y los aparatos con cable, sobre todo los que no tienen conexión a tierra.

 

  • Campos magnéticos

Todos los equipos tan pronto como se encienden también generan radiación o campos magnéticos. Estas exposiciones pueden ser significativas especialmente si estás utilizando una tableta o un ordenador portátil en las proximidades de tu cuerpo.

 

  • Radiación de radiofrecuencia

Es la emitida por los teléfonos móviles, el WIFI, Bluetooth y otros dispositivos inalámbricos.

 

¿Cómo disminuir la contaminación electromagnética?

Aunque es casi imposible evitar por completo la exposición a los campos electromagnéticos, existen maneras prácticas para limitarla.

Dado al número de CEM que lo bombardean todo el día, tener información acerca de los efectos negativos de los campos electromagnéticos y conocer algunas estrategias para mitigarlos es imprescindible para tu bienestar y el de tu familia.

 

Así que quiero dejarte en este artículo algunas recomendaciones que puedes llevar a cabo para disminuir la contaminación electromagnética tanto en tu hogar como en el trabajo.

 

1.Utilizar el portátil con una conexión a tierra.

Una forma de hacerlo es utilizando un cable USB de toma a tierra que por un lado se conecta a su portátil y por otra a un enchufe que disponga igualmente de toma a tierra.

De esta manera disminuirás la exposición al campo eléctrico y reducirás la fatiga frente al ordenador.

2. Conéctate tu mism@ a tierra mientras trabajas con el ordenador portátil

Existe una alfombrilla que puedes utilizar bajo el ordenador, el ratón o bajo los pies descalzos y que desvía los campos magnéticos hacia la tierra.

Es esencial que el ordenador esté sobre el escritorio y que evites trabajar con él poniéndolo sobre el regazo.

3. Si usas WIFI, apágalo cuando no lo estés utilizando

Esto es especialmente importante durante la noche.

Aunque no está del todo claro varios profesionales recomiendan apagar el router por la noche para dormir mejor.

 

También sería bueno intentar apostar por una conexión por cable siempre que sea posible y en caso contrario mantener dicho router lo más alejado posible del dormitorio.

4. Trabaja a una distancia de al menos 60-70 cm a la pantalla del ordenador

Aparte de que la exposición a los CEM se reduce significativamente cuanta más distancia hay entre la pantalla y el cuerpo, trabajar a esas distancias o mayores contribuirá a evitar la fatiga visual.

5. Utiliza filtros para la pantalla o gafas con filtros especiales

Puedes utilizar un filtro de radiación sobre el monitor.

Para evitar la fatiga visual producida por la luz azul de muchas pantallas podrías usar unas gafas de protección que disminuyen la cantidad de este tipo de luz.

 

Si te expones por largas horas a la luz azul, sobre todo por las noches, tu cerebro podría interpretar que es de día y puede dejar de producir la melatonina que es imprescindible para tener un sueño reparador.

6. Utiliza plantas de interior

Según parece algunas plantas como los cactus son capaces de absorber la radiación electromagnética emitida por los dispositivos digitales. Aunque esta afirmación no se ha comprobado científicamente, lo que sí es seguro es que tener plantas, en casa o en el trabajo, puede mejorar mucho la calidad del aire de la sala y esto ayuda a reducir la contaminación ambiental y crear un entorno más saludable.

 

7. No pongas el móvil cerca cuando duermas.

A la hora de dormir, la mejor manera para disfrutar de un sueño reparador es hacerlo completamente a oscuras y lejos de cualquier dispositivo electrónico.

Si puedes saca del dormitorio aparatos de televisión, tablets, ordenadores y móviles. Y si usas despertador, procura que sea de cuerda o de pilas y huye de los que tienen que estar enchufados a la red eléctrica.

 

En mi curso de kundalini yoga “Ten un sueño profundo y reparador” te cuento muchas otras herramientas para dormir mejor y alejar el insomnio de tu vida.

8. Algunos nutrientes podrían reducir el daño producido por los CEM

El magnesio y algunas especias ricas en compuestos fenólicos como el jengibre, la canela, el clavo, el romero y la cúrcuma podrían tener efectos protectores contra estos campos.

9. Hacer descansos frecuentes

Si utilizas el ordenador muchas horas al día seguro que habrás podido comprobar que la fatiga visual y la tensión mental aumentan significativamente.

 

Además de poder provocar otra serie de síntomas asociados que forman parte de lo que se ha denominado síndrome visual informático. Pero también la exposición a los campos electromagnéticos puede provocar otra serie de signos como ansiedad, estrés, insomnio, cansancio, falta de rendimiento”.

 

¿Todo lo anterior significa que debemos abstenernos de usar la tecnología?

La realidad es que hoy en día es casi imposible no utilizar alguno de los dispositivos digitales.

 

La gran mayoría de la población trabaja frente a un ordenador. Pero, aunque no sea el caso, usamos teléfonos inteligentes, en casa tenemos televisores digitales conectados al WIFI, leemos en dispositivos electrónicos y además poseemos multitud de aparatos eléctricos.

 

Vamos, que es prácticamente imposible deshacernos de todas las fuentes de contaminación electromagnética.

Sin embargo, haciendo un buen uso y manteniendo ciertas costumbres, como las que enumeré anteriormente podemos reducir los efectos nocivos de dichos campos.

 

Quiero insistir en que dichos efectos no son una cuestión completamente demostrada, pero existe una casuística y estudios epidemiológicos que van en esa dirección.

Por eso vale la pena partir de la duda razonable y evitar la exposición en la medida de lo posible.

Según el doctor Darí Acuña Castroviejo, catedrático de Fisiología en el Instituto Internacional de la Melatonina Grupo de Investigación “CTA-101: Comunicación Intercelular”, en la Universidad de Granada:

“Los CEM (campos electromagnéticos) generan una alteración del sistema endocrino por dos vías principales. Por un lado, la afectación del reloj biológico central, que altera las señales eferentes del reloj hacia hipotálamo y glándula pineal. A nivel hipotalámico, se puede alterar la producción rítmica de los factores u hormonas hipotalámicas que regulan a su vez la producción y secreción de las hormonas de la hipófisis, dando lugar a una alteración endocrina global. Por otro lado, la alteración de la producción rítmica de la melatonina pineal da lugar al mecanismo conocido como desincronización interna, con lo que el ritmo circadiano de las hormonas (incluyendo las hormonas hipotalámicas e hipofisarias anteriormente citadas) se altera también. En consecuencia, y dependiendo de la afectación producida por los CEM, se producirá un trastorno endocrino más o menos severo que puede incluir desde estados de estrés acompañados de aumento de cortisol, hasta estados de infertilidad por alteración de hormonas reproductoras, así como trastornos tiroideos y metabólicos, entre otros.”

Esta alteración hormonal suele venir acompañada de cambios en el sistema nervioso y emocional que pueden dar lugar a diferentes trastornos como irritabilidad, cefaleas, trastornos del ciclo sueño/vigilia, insomnio, somnolencia diurna, alteraciones sensoriales, alteraciones del humor, del carácter, depresión.

Desde luego todo esto no es solo típico de la exposición a los CEM, puesto que pueden manifestarse debido a otros factores.

No obstante, puede ser interesante evitar ese factor de riesgo e investigar sobre el resto de los factores que pueden provocar todos esos cambios en el estado de ánimo.

Este es el motivo de que aparte de prevenir y evitar la exposición a los CEM, en la última masterclass online del PROGRAMA MENOPAUSIA CONSCIENTE toquemos este tema.

En ella vamos a ver “El mensaje oculto detrás de los cambios de humor en el climaterio y la menopausia”.

 

Independientemente de que hay una alteración hormonal, que la hay; es necesario encontrar el origen de esas emociones que surgen con más intensidad en esta etapa de la vida y que no solo se deben a las hormonas.

 

Es esencial auto indagar y descubrir qué cosas están aún pendientes en tu vida, qué es lo que sientes que te falta por hacer, dónde estás cediendo tu poder. En definitiva, cómo puedes manejar todas esas emociones para crear un nuevo equilibrio emocional y mayor claridad mental.

 

 

Si te apetece acompañarnos y recibir herramientas que muy probablemente te ayuden a manejar la ira, la tristeza, la ansiedad y/o la depresión, el día 27 de julio a las 18:00 h hablaremos de todo ello y podrás aprender estrategias sencillas para crear mayor armonía y bienestar en tu vida.

Puedes apuntarte en el botón de abajo.

 

Espero que esta entrada te sea útil y si consideras que puede ser interesante para tu familia y amig@s, te agradezco infinitamente que lo compartas.

En esta web utilizamos enlaces de afiliados por lo que si compras a través de ellos puedes ayudarme a continuar generando contenido y divulgando sobre kundalini yoga y salud visual.

Publicaciones Similares