CLAVES PARA PRACTICAR LA VISIÓN NATURAL EN TU DÍA A DÍA

Consejos para el cuidado cotidiano de los ojos

Una de las cosas que me fascinan del yoga visual y la visión natural es que se pueden aplicar fácilmente en tu día a día, mientras estás realizando tus tareas cotidianas.

Cierto es que se necesita dedicar un tiempo para realizar una sesión de ejercicios y meditaciones específicas si quieres realmente obtener buenos resultados y mejorar tu visión.

Sin embargo, durante tu jornada puedes efectuar diferentes cosas que te ayudarán a tomar conciencia de tus ojos e incrementar los efectos de tu práctica diaria.

¿Qué puedes hacer para desarrollar una mejor visión y eliminar la tensión en tu cotidianidad?

Aunque no seas consciente tus ojos están trabajando incansablemente desde que los abres por la mañana hasta que vuelves a la cama para el descanso nocturno. Pocas veces reparamos en ello y les damos un respiro. Y también pocas veces nos tomamos el tiempo para evitar el estrés y mejorar la función visual.

Por este motivo voy a contarte algunas cosas prácticas y muy fáciles de llevar a cabo mientras transcurre tu jornada.

En el trabajo

Hoy en día un buen número de personas trabajan frente a pantallas de ordenador. Incluso yo, en mis clases de yoga y sesiones de terapia visual utilizo el ordenador más que nunca.

Debido a las circunstancias especiales del momento que estamos viviendo la opción online para recibir e impartir clases es cada vez más frecuente.

Ese cambio progresivo que estamos teniendo en nuestro estilo de vida nos exige que aumentemos más las horas en las que usamos los ojos de cerca. Y eso inevitablemente está causando cada vez más molestias y problemas visuales.

Por eso es muy importante que tomemos conciencia a lo largo de nuestra jornada laboral y tratar de evitar en la medida de lo posible el estrés ocular y mental; y poner en práctica algunos hábitos saludables para la salud ocular.

Básicamente lo más importante es tratar de no mantener los ojos enfocados durante muchas horas a una misma distancia, sobre todo si esa distancia es de cerca.

Ya sé que es complejo cuando estás en el trabajo tomarse media hora para salir a pasear o hacer tus ejercicios de yoga visual. Pero, puedes ir haciendo ciertas cosas que puedan ayudarte a aliviar la tensión de los ojos y a la vez mejorar tus habilidades visuales.

Aquí tienes algunas de ellas:

  • Aprende a crear el hábito de levantar la vista de la pantalla o del papel y enfocar de lejos durante unos segundos. Puedes aplicar la regla 20/20/20, que implica cada 20 minutos, descansar 20 segundos mirando a 20 pies de distancia (unos 7 m). Si tienes una ventana cerca mira de vez en cuando a través de ella y deja que tus ojos descansen viendo hacia el infinito.
  • Parpadear frecuentemente. Cuando estamos realizando tareas de cerca parpadeamos la tercera parte que cuando estamos mirando de lejos. Esa es una de las causas de que haya cada vez más personas con el ojo seco. Pon atención a cómo parpadeas cuando estás con el ordenador y haz parpadeos conscientes cada cierto tiempo en el transcurso de tu tarea de cerca.
  • Siempre que sea posible realiza tu trabajo de cerca con luz natural y si no es así procura que haya buena iluminación. Pon especial cuidado en que ni la luz natural ni la artificial creen reflejos sobre la pantalla.
  • Aprende estrategias para evitar el síndrome visual informático

En el cine

Ir al cine es una actividad que yo personalmente disfruto muchísimo. Sin embargo, ver una película en una sala de cine puede suponer un verdadero esfuerzo para los ojos, sobre todo si tienes algún defecto visual que te impida ver nítidamente.

Para no fatigar tus ojos, en la medida de lo posible, cuando ves una película en una sala cinematográfica puedes tener en cuenta algunas de las siguientes reglas:

  • No trates de ver toda la pantalla a la vez.  Lo mejor es ir saltando de un detalle a otro
  • Procura parpadear y no quedarte mirando fijamente la pantalla. Solemos hacerlo cuando hay escenas que nos gustan mucho porque no queremos perdernos nada.
  • Se consciente de tu respiración. Muchas veces y en cierto género de películas, como las de suspense, por ejemplo, podemos contener el aliento ante lo que estamos viendo. Recuerda que respirar correctamente es esencial para que tus ojos funcionen correctamente.
  • Si puedes cierra los ojos dos o tres segundos cada cierto tiempo.
  • Haz danza focal. Echa rápidas ojeadas de la pantalla a la platea. El contraste de luz y oscuridad es muy relajante para los ojos.
  • Si te es posible, mira la película sin gafas. No se trata de forzar los ojos para ver, así que si no ves bien usa tus gafas hasta que entrenes lo suficiente para poder prescindir de ellas

Leyendo o escribiendo

Leer es una de mis aficiones favoritas. Quizá ya lo sepas porque he hablado de ello en muchas ocasiones.

Generalmente hemos oído que leer mucho “estropea la vista”. Esta afirmación es bastante inexacta. Si bien es cierto que el uso excesivo de la visión de cerca pueda acarrear estrés y fatiga visual; leer puede ser muy beneficioso para aumentar el poder de ver del cerebro. Mientras lees, estás visualizando imágenes a nivel cerebral y estimulando la concentración y la memoria, condiciones indispensables para una buena visión.

Por eso, si quieres disfrutar del placer de la lectura sin que tus ojos se fatiguen te animo a seguir las siguientes recomendaciones:

  • Hazlo en un ambiente bien ventilado y con buena iluminación. Siempre que sea posible con luz natural, si no puedes utilizar una bombilla de 150 w.
  • Toma unas cuantas respiraciones largas y profundas antes de comenzar a leer.
  • Procura tener una postura correcta: sentada/o con la mirada ligeramente hacia abajo y sujetando el libro con tus manos. No leas acostado, ni pongas el libro hacia arriba o en otras posiciones que son muy estresantes para los ojos.
  • De nuevo, parpadea a menudo. Te sugiero que cada cierto tiempo, hagas los ejercicios de parpadeo que practicamos en yoga visual. Eso mantendrá tu ojo mejor lubricado.
  • Por último, para leer confortablemente y evitar la fatiga en la medida de lo posible, los músculos han de tener una buena irrigación sanguínea y estar tonificados y flexibles. Es bueno darse un automasaje ocular en el momento que sientas cansancio. Y por supuesto, practicar todos los ejercicios de yoga visual para tonificar y distender el sistema muscular del ojo.

Durante el resto del día

Practicar yoga y terapia visual no consiste solo en hacer una sesión de ejercicios diaria y luego olvidarnos de nuestros ojos el resto del día.

Hay muchas cosas que podemos hacer para incrementar el beneficio de esos ejercicios y contribuir a cuidar nuestros ojos en la vida cotidiana.

  • Al levantarte, haz estiramientos y movimientos de cabeza, cuello y hombros. Desperézate y bosteza unas cuantas veces.
  • Aprovecha la ducha para salpicar tus ojos alternando con agua fría y caliente. Este salpicado lo puedes hacer cada vez que te laves las manos. Tus ojos te agradecerán esa irrigación extra de oxígeno
  • Si vas en transporte público aprovecha para hacer ejercicios de mirar en todas direcciones. También puedes hacerte consciente del movimiento de los objetos a tu alrededor.
  • Aprende a respirar adecuadamente.
  • No veas la televisión o las pantallas a oscuras. Mantén siempre una luz ambiente y hazlo con una postura correcta.
  • Duerme bien y las horas necesarias. Si no lo haces toda tu salud se verá afectada, incluida la de tus ojos.
  • Procura evitar estimulantes y alcohol.
  • Aprende sobre la mejor alimentación para nutrir tus ojos.
  • Haz ejercicios de yoga, relajación y meditación. Incluye alguno específico para los ojos.

Todo lo anterior son algunas de las cosas que puedes ir implementando en tu vida para conseguir que tus ojos estén saludables y que tengan una mejor visión.

Sin embargo, es fundamental ser constante en la práctica y crear hábitos diarios que se conviertan en parte de rutina diaria.

Excepto por alguna patología, la visión no se pierde de un día para otro. Igualmente, la terapia y el yoga visual son efectivos si estás dispuesta/o a realizarlos con regularidad y constancia.

Soy consciente de que no resulta fácil cambiar nuestro estilo de vida y que hacerlo con una guía y el apoyo de un grupo es de mucha ayuda.

Por eso he creado el CLUB GOLD VISION para RECUPERAR TU VISIÓN REAL, en el que vamos a trabajar todos los aspectos de la terapia y el yoga visual desde un punto de vista holístico y natural.

Pertenecer al club te da la oportunidad de aprender y practicar cada semana en directo con mi apoyo y la compañía de personas afines a ti, a las que también les importa su salud visual.

Además, los miembros de GOLD VISION disfrutan de otras muchas ventajas y ahora puedes probarlo GRATIS durante 21 días. Si quieres tener más información, accede a través del botón.

Si cuidar tus ojos es una de tus prioridades en este eBook te doy algunas recomendaciones que van a ayudarte a RECUPERAR TU VISIÓN REAL.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.