¿Sabías que bostezar tiene muchos beneficios para la salud cerebral y ocular?

Según las normas de la buena conducta, bostezar en público está considerado como un acto de mala educación o incluso una falta de respeto.

Quizá todo eso se deba a la creencia popular de que los motivos del bostezo son “sueño, hambre o aburrimiento grande”.

Sin embargo esto no es del todo cierto.

De hecho, el bostezo es necesario para nuestra salud de nuestro cerebro y de nuestros ojos, como veremos en un momento.

Se calcula que de media bostezamos unas 28 veces al día y lo hacemos desde que estamos en el vientre materno. A partir del quinto mes de gestación el feto comienza a bostezar y continua haciéndolo hasta el momento del alumbramiento.

Según las últimas investigaciones el bostezo del feto contribuye al desarrollo del cerebro y de los nervios periféricos encargados de regular el movimiento de los músculos.

Por supuesto, una vez que hemos nacido seguimos necesitando bostezar varias veces al día.

Nuestro cuerpo y nuestra mente lo necesita, a pesar de que la sociedad lo considere un gesto de inadecuado o irrespetuoso que denota desinterés.

Quizá a ti también te haya pasado que en ocasiones has sentido unas ganas irrefrenables de bostezar. Tal vez hayas puesto todo de tu parte para resistirte porque estabas en medio de una reunión o en medio de una conversación importante y no has podido conseguir pararlo.

Es inútil, cuando nuestro cuerpo tiene ganas de bostezar y se activan los mecanismos para hacerlo, ya no hay vuelta atrás. Lo mejor es dejarlo salir. Y si te encuentras en un lugar en los que este acto pueda parecer inadecuado, hazlo de manera discreta, pero, ¡hazlo!

Porque no se si sabes que el bostezo es una actividad fisiológica que, según las últimas investigaciones, facilita la concentración, mejora la memoria y reduce la ansiedad.

No solo eso.

Es una herramienta que nuestro cuerpo utiliza para bajar la temperatura del cerebro y refrigerarlo.

Sí, has leído bien.

Igual que el disco duro de un ordenador se calienta cuando está muchas horas funcionando, nuestro cerebro también aumenta su temperatura tras una actividad intelectual intensa.

Y del mismo modo que el ordenador empieza ha ir más lento, un “cerebro caliente” conduce a reacciones lentas y empeora la memoria. Bostezar nos ayuda a mejorar la concentración y responder mejor a la situación.

Esto no lo digo yo. Cada vez hay más estudios que investigan el por qué bostezamos y qué beneficios tiene para nuestra salud neural.

Una de las últimas publicaciones sobre los beneficios del bostezo viene de parte del Dr. Andrew Newburg de la Universidad de Pennsylvania.

En sus propias palabras

Adelante. Ríete si quieres (aunque tu cerebro se beneficiará más si sonríes), pero en mi opinión profesionalel bostezo es uno de los secretos mejor guardados de la neurociencia. Incluso mis colegas que están investigando meditación, relajación y la reducción del estrés en otras universidades han pasado por alto esta poderosa herramienta de mejora neural. Sin embargo, el bostezo se ha utilizado durante muchas décadas en la terapia de voz como un medio eficaz para reducir la ansiedad por el rendimiento y la hipertensión en la garganta.

Según este y otras publicaciones, el bostezo estimula la actividad neuronal de ciertas áreas del cerebro.

Una de esas áreas es el precuneus, una pequeña estructura situada en uno de los pliegues del lóbulo parietal.

Parece ser que el precuneus tiene un rol muy importante en el desarrollo de la conciencia, la auto-reflexión y la recuperación de la memoria.

Este área cerebral también se activa con la respiración yóguica y ciertos tipos de meditaciones con pranayama. Y de ahí, mi insistencia cuando practicamos terapia y yoga visual para estar presentes y hacer consciente la respiración en cada uno de los ejercicios.

Después de este pequeño inciso y volviendo al tema del precuneus, también se ha asociado recientemente esta estructura con el sistema de neuronas espejo en el cerebro, que nos permite entender y resonar con los sentimientos y comportamientos de los demás.

Así que bostezar podría ayudarnos incluso a aumentar la empatía, la compasión y la comunicación efectiva con los demás.

Solo por todo lo anterior bien merece la pena darte el gustazo y permitirte sin reservas unos cuantos bostezos al día.

Sin embargo, no son los únicos beneficios que tienen para la salud. Vamos a ver algunos más.

También puedes escucharlos en este episodio de mi podcast RECUPERA TU VISIÓN REAL

Beneficios del bostezo

  • Te relaja y a la vez te lleva a un estado de alerta en muy pocos minutos.
  • Relaja nuestra mandíbula, cuello, laringe y cuerdas vocales. Cuando bostezamos se relajan los músculos faciales. La garganta se expande, permitiendo un habla más fluida. Por eso es un ejercicio perfecto para practicar antes de cantar o hablar, por ejemplo en una conferencia, clase o algo similar. Así mismo, las trompas de Eustaquio se abren y facilitan la escucha. ¿Puedes imaginar los efectos que esto puede tener en nuestra comunicación?

  • Relaja el diafragma, el músculo que nos ayuda a respirar.
  • Elimina la tensión de los músculos faciales y las rigideces del rostro, lo que mejora la circulación sanguínea a la zona ocular.
  • Es un ejercicio excelente para el “ojo seco”. Cuando bostezamos se activan las glándulas lagrimales y permiten aumentan la cantidad de lágrima en el ojo.

Dicho todo esto no es extraño que incluyamos ejercicios para incitar el bostezo en muchas de nuestras sesiones de terapia y yoga visual. Y aunque no practiques esta técnica mi recomendación es que bosteces tantas veces al día como sea posible. Cuando te despiertes, cuando te encuentres bloqueada/o ante un problema difícil, cuando sientas cansancio visual. Bosteza antes de dar una charla o hacer un examen. Y bosteza cuando meditas, porque podrás comprobar que vas a tener una experiencia más intensa.

Al principio bostezar conscientemente puede resultar complejo, pero con un poco de práctica verás que con el tiempo, con solo poner la intención el bostezo surgirá inmediatamente y tu cerebro y tus ojos te lo agradecerán enormemente.

CLUB GOLD VISION PARA RECUPERAR TU VISIÓN REAL

El club de las personas interesadas en mejorar su visión.
Un espacio donde cada lunes nos reunimos para aprender y practicar.

⁣¿Qué aporta de nuevo este club?⁣

Uno de los pocos sitios donde vas a encontrar a una potente combinación de terapia visual optométrica y kundalini yoga para la visión.

Dos técnicas que potencian la eficacia de los ejercicios de visión natural.

Publicaciones Similares