HUMIDIFICADORES PARA ALIVIAR LAS MOLESTIAS DEL OJO SECO

Los humidificadores pueden ser grandes aliados para aliviar las molestias del ojo seco.

La sequedad ocular es una de las dolencias más frecuentes en la actualidad. Tanto es así, que desde hace unos años puedes encontrar especialistas en el tratamiento de la sequedad ocular.

Y es que si esta afección no se trata puede ocasionar problemas mucho más serios como infecciones oculares, inflamación, daños en la córnea o visión borrosa, entre otros.

Por eso es esencial hacer todo lo posible por mantener el ojo bien hidratado y lubricado.

Los tratamientos convencionales recomiendan hacer descansos frecuentes cuando realizas tareas de cerca, sobre todo con pantallas, y el uso de lágrimas artificiales.

El punto de vista de la visión natural y la optometría holística también sugiere lo anterior y además propone una serie de ejercicios específicos para aumentar la lubricación ocular.

Ojo seco

Hasta aquí tienes algunos de los hábitos que puedes implementar para mejorar la cantidad y la calidad de tu lágrima y por supuesto, recuerda siempre mantener una buena hidratación corporal.

Sin embargo, aunque hagamos todo eso, hay un factor fundamental en el que pocas veces reparamos y sobre el que podemos influir notablemente: la humedad ambiental.

Muchas personas trabajan en edificios donde la ventilación no es natural y además las calefacciones en invierno y el aire acondicionado en verano crean ambientes muy secos. Esto puede provocar que el ojo se seque o que se agrave esta condición si la padeces.

Así que hoy quiero hablarte sobre como crear un entorno con una humedad relativa que favorezca también la hidratación y lubricación de tus ojos.

Para comenzar, te diré que la humedad relativa del aire óptima para que los ojos, la piel y las mucosas no se resequen está entre un 50% y un 70%.

Por debajo de eso pueden aparecen molestias como:

  • Sequedad ocular.
  • Irritación de garganta.
  • Conjuntiva nasal seca e incluso aparición de pequeñas heridas y sangrados.
  • Se respira peor.
  • Piel seca.

Por lo tanto, lo primero que tenemos que conocer el la humedad relativa del aire en tu casa y lugar de trabajo.

¿Cómo sabemos cuál es?

Pues, es tan sencillo como medirla con un higrómetro.

Igual que casi tod@s tenemos en casa un termómetro para saber a qué temperatura estamos, el higrómetro te será igual, o yo me atrevería a decir que más útil, sobre todo para el caso del que estamos hablando.

Es fácil de adquirir y además suelen ser bastante económicos. Yo lo tengo integrado en el termostato del aire acondicionado. Pero si no es tu caso, puedes comprar uno de calidad por menos de 20 euros.

Te dejo aquí un enlace para que veas diferentes posibilidades y elijas la que más te guste.

Higrómetros para medir la humedad relativa del aire

Bien, pues una vez que conoces cuánta humedad tiene el ambiente donde trabajas y si esta está por debajo del 50%, podrás aumentarla con un humidificador para hacer un entorno más saludable para tus ojos.

En el caso de que esté por encima del 75% puedes usar una deshumidificador para bajarla.

Como ya te he comentado lo ideal es que esté entre el 50% y el 70%.

¿Cómo aumentar la humedad relativa del aire?

Hoy en día podemos regular la humedad relativa del aire en casa o la oficina de una manera bastante sencilla y barata utilizando humidificadores.

Los más cómodos son los humidificadores por ultrasonidos que emiten vapor de agua y no generan calor alguno.

Algunos puedes utilizarlos con aceites esenciales para que además de humidificar crees un espacio de mayor bienestar.

Principales beneficios de usar un humidificador

  • Alivian los síntomas de ojo seco.
  • Tu piel se mantendrá más hidratada.
  • Protegen la mucosa nasal de la sequedad y te ayudan a respirar mejor.
  • Reducen la irritación de garganta provocada por la sequedad ambiental.
  • Reducen los malos olores.

Tipos de humidificadores

La clave para elegir un buen humidificador es que se adapte al entorno que quieres humidificar. La mayoría de ellos están preparados para cubrir un espacio de entre 20 y 30 metros cuadrados, aunque si lo necesitas, también puedes encontrar aparatos que humidifican estancias entre 70 u 80 metros cuadrados.

Tanto si padeces de sequedad ocular como si vives en una zona con el clima muy seco, tener un humidificador puede hacer mucho bien a tu salud ocular.

También te será muy útil en el caso de que trabajes muchas horas delante del ordenador. De hecho hay algunos que puedes conectarlos a través de un USB, como es el caso del que yo utilizo cuando trabajo con él.

Por eso, después de investigar y analizar las características de varios humidificadores me gustaría recomendarte algunos, que por sus cualidades pueden ser eficaces para evitar y/o aliviar la sequedad ocular.

Humidificadores USB de escritorio

Estos humidificadores son bastante eficaces, aunque al ser de pequeño tamaño su potencia y su tiempo de autonomía son limitados.

Sin embargo, son una muy buena opción para poner en tu mesa de trabajo.

Son portátiles y se conectan al propio ordenador con un USB.

Además, tienen la ventaja de ser muy económicos en líneas generales.

Si quieres comprar un humidificador de este tipo en este enlace y ver los más vendidos en amazon, con sus características y opiniones de los clientes.

Humidificadores enchufables para uso de día y noche

Como en el caso anterior existen infinidad de ellos por eso te sugiero que antes de elegir uno mires características tales como los metros cuadrados que cubre, el ruido que provoca, su autonomía, su consumo y si es de fácil limpieza.

Cuestan un poquito más que los USB, pero tienen más prestaciones.

Mis recomendaciones para este tipo son las siguientes:

Dispone de un pequeño diafragma que vibra a frecuencias ultrasónicas, convirtiendo el agua del contenedor en minúsculas gotitas que producen ese vaho fresco tan característico.

Es muy silencioso y consume poco.

Está pensado para habitaciones grandes.

Como tiene 15 horas de autonomía puedes dormir toda la noche con él encendido sin problema.

Buena autonomía, súper silencioso y fácil de limpiar. Además incluye el higrómetro de regalo.

A pesar de que la mayor parte del tiempo necesitamos humidificar el aire en interiores, también es recomendable hacerlo en el coche, sobre todo si vamos a hacer un viaje largo en el que llevemos la calefacción o el aire acondicionado puesto.

A mi personalmente el aire acondicionado me resulta muy molesto para los ojos cuando tengo que hacer viajes largos. Procuro ponerlo lo menos posible, aunque hay ocasiones en pleno verano que es inevitable.

Para esos casos tener un aparatito de estos es muy útil. Suelen costar poco dinero y también los puedes utilizar en casa.

Si quieres ver algunos de ellos, puedes hacerlo en este enlace de Amazon.

En conclusión

  • Es importante realizar ejercicios oculares y yoga visual para mantener una óptima lubricación ocular
  • Entre ellos es prioritario el PARPADEO CONSCIENTE
  • Una buena higiene ocular también es fundamental cuando se trata de aliviar los síntomas del ojo seco y para prevenirlo.
  • No hay que olvidar mantener las estancias donde vives o trabajas con una humedad relativa del aire entre el 50% y el 70% para evitar la sequedad ocular.
  • Los humidificadores son muy recomendables para mantener un ambiente óptimo que contribuya a mantener la integridad de la película lagrimal

Aviso legal: Todos los enlaces de Amazon que se utilizan en esta web son enlaces de afiliados

Publicaciones Similares