LOS CUATRO MEJORES ANTIOXIDANTES PARA TU SALUD OCULAR

La mayoría de las veces aceptamos que el deterioro de nuestra visión es fruto del proceso natural de envejecimiento. Sin embargo, gran parte de ese desgaste es debido al estilo de vida actual. Envejecer no significa que automáticamente aparezcan problemas con la vista, siempre y cuando hayamos cuidado y nutrido nuestros ojos de forma adecuada.

Por eso es crucial tener en cuenta los nutrientes fundamentales para conservar y mejorar la salud ocular.

Quiero hablarte en este artículo de los antioxidantes y de sus propiedades para ayudarte a proteger tus ojos contra el daño causado por los radicales libres.

Los cuatro antioxidantes que son los mejores aliados para tu salud visual son:

  • Astaxantina
  • Luteína
  • Zeaxantina
  • Antocianina

Astaxantina

Desde hace mucho tiempo los científicos descubrieron que unos pigmentos de origen natural llamados carotenoides tenían poderosos efectos antioxidantes y que eran especialmente beneficiosos para la salud general y cruciales para la salud ocular.

Uno de esos pigmentos es la astaxantina, que fue descrito recientemente y que es digno de ser llamado un “super alimento”.

La astaxantina es producida por las microalgas Haematococcus pluvialis y es mucho más poderosa que el beta-caroteno, alfa-tocoferol, licopeno y luteína que son otros miembros de su familia química.

Es de color rojo y se encuentra presente en algunos pescados, especialmente en el salmón, lo que le da su característico color rosado. También se encuentra en algunos mariscos, sobre todo los crustáceos.

Esta sustancia natura, aún poco conocida, tiene infinidad de funciones bioquímicas benéficas.

  • Refuerza la función inmunológica.
  • Mejora la salud cardiovascular reduciendo los triglicéridos y aumentando el colesterol benéfico.
  • Protege en gran medida tus ojos de cataratas, degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y ceguera.
  • Protege tu cerebro de demencia y Alzheimer.
  • Reduce su riesgo de muchos tipos de cáncer (incluyendo cáncer de mama, colon, vejiga y boca) estimulando la apoptosis (muerte de células cancerosas).
  • Ayuda a prevenir las quemaduras de sol y lo protege de los efectos dañinos de la radiación (por ejemplo, si viaja en aviones, rayos-x, tomografías, etc.)
  • Reduce síntomas de pancreatitis, esclerosis múltiple, síndrome de túnel carpiano, artritis reumatoide, enfermedad de Parkinson y algunas enfermedades neurodegenerativas.

La lista de beneficios sigue aumentando a medida que se van haciendo estudios y publicaciones sobre este caretonoide.

¿Qué hace que la astaxantina sea el mejor antioxidante para preservar la salud ocular?

El Dr. Mark Tso, considerado por muchos profesionales como uno de los oftalmólogos más prestigiosos del mundo, ha demostrado que la astaxantina es con mucho el antioxidante más potente para proteger tus ojos.

Él descubrió que dicho pigmento cruza fácilmente los tejidos del ojo y ejerce sus efectos de forma segura y con más potencia que cualquier otro carotenoide, sin reacciones adversas.

Específicamente el dr. Tso, determinó que la astaxantina podría mejorar y prevenir el daño de los fotorreceptores de la retina, las células ganglionares y el de las neuronas retinianas situadas en su capa interna.

Por todo esto concluyó que puede ser muy efectiva para el tratamiento y la prevención de muchas de las enfermedades oculares, algo que han corroborado otros investigadores.

Entre ellas:

  • Degeneración macular relacionada con la edad
  • Neuropatía diabética
  • Edema macular quístico
  • Oclusión venosa y arteria central de la retina
  • Glaucoma
  • Enfermedad inflamatoria de los ojos (es decir, rinitis, iritis, queratitis, escleritis, etc.).

Sin embargo, si hay algo negativo en cuanto a esta sustancia natural, es que no es fácil tomar las dosis idóneas únicamente a través de la alimentación. Tendríamos que comer buenas cantidades de salmón y marisco para conseguirlas. Por este motivo, se ha convertido en uno de los suplementos cuyo uso es cada vez más popular.

Los productos de astaxantina están disponibles en forma de cápsula, de gel blando, tableta, polvo, biomasa, crema, bebida energética, aceite y extracto.

Y en este caso se puede decir que es casi 100% segura porque al no convertirse en vitamina A en el cuerpo humano no implica ninguna toxicidad si se administra por vía oral. 

Luteína

La luteína es otro de los antioxidantes conocidos por sus buenas propiedades para mejorar la vista.

Además, también es un neuroprotector y mejora la memoria.

La luteína se encuentra en grandes concentraciones en la mácula (mácula lútea) lo que le da su característico color amarillo.

La mácula es la parte central de la retina responsable de la visión detallada y donde se alcanza la mayor agudeza visual.

Tanto la luteína como la zeaxantina, previenen la degeneración macular asociada a la edad ya que protegen al ojo del daño de la luz azul.

También se ha demostrado que la luteína previene la muerte celular causada por el desprendimiento de la retina, cuando se administra de manera oportuna. Asimismo, puede ayudar a mejorar la visión nocturna.

Nuestro cuerpo no es capaz de producir luteína por lo que es necesario obtenerla por medio de los alimentos.

Se encuentra principalmente en la yema de huevo, en las verduras de hoja verde oscura. De estas últimas la col kale y las espinacas son las más ricas en luteína.

Otros alimentos que la contienen son las frutas y verduras de color naranja y amarillo, como las zanahorias, los pimientos y en algunas especias como la cayena y el pimentón.

Aunque las personas no suelen experimentar efectos secundarios cuando consumen alimentos con grandes cantidades de luteína o usan cantidades moderadas de suplementos de luteína, cantidades excesivas pueden causar carotenodermia, que se manifiesta como una coloración amarilla en la piel, que no es una afección grave y se revierte una vez se disminuyen las cantidades de luteína y otros carotenoides en la sangre.

Antes de tomar cualquier suplemento de luteína, habla con tu médico, ya que es posible no sea recomendable para personas con ciertas afecciones.

Zeaxantina

Junto con la luteína contribuye a mejorar la salud de la retina y del ojo en general. Reduce el riesgo de cataratas prematuras y previene la DMAE.

También es de color amarillo y soluble en grasa como la luteína por la que consumir alimentos ricos en estos carotenoides junto con grasas saludables optimiza su absorción.

La zeaxantina se encuentra en ciertos vegetales y en ciertas frutas amarillas o naranjas, como: maíz, nectarinas, naranjas, papaya, calabaza, berros, achicoria.

Comparte propiedades y usos con la luteína, por lo que igualmente, antes de suplementarse es necesario consultar con el médico o tu profesional de la salud.

Antocianina

La antocionina es un pigmento natural de color púrpura que se encuentra en algunas frutas y verduras y que previene el envejecimiento ocular y cerebral.

Su consumo reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular y favorece el tratamiento de ciertos tipos de cáncer y diabetes

Como el resto de los antioxidantes protege a tus ojos de patologías asociadas a la edad y puede mejorar la visión, ya que actúa directamente sobre la síntesis de la rodopsina.

La rodopsina es un pigmento presente en los bastones, células de la retina responsables de la visión nocturna, por lo que, si hay alteraciones en esta, puede provocar varios problemas visuales como pérdida de visión nocturna o pérdida de visión periférica.

Cuando la rodopsina se expone a la luz se descompone en compuestos de vitamina A y dichos compuestos se sintetizan de nuevo para crear otra vez rodopsina. Cuando abusamos de los ojos, esta segunda síntesis no se produce a tiempo, lo cual hace que disminuya la cantidad de rodopsina.

La importancia de la antocianina es que promueve esta segunda síntesis y hace que la función visual se optimice. Como resultado se reduce la fatiga visual e incluso puede disminuir la miopía, sobre todo la llamada “miopía nocturna”.

Además, la antocianina fortalece los vasos sanguíneos y mejora la circulación por lo que también es muy beneficiosa para mantener la salud de la retina.

Las frutas con alto contenido de antocianinas incluyen a los arándanos, bayas de acaí, manzanas, zarzamoras, moras azules, cerezas, frambuesas, peras y fresas

Entre las verduras que más cantidad de antocianina contienen están la berenjena, col y cebolla morada, así como algunos tipos de patatas.

Si tu objetivo es mejorar tu visión, uno de los pilares fundamentales para ello es nutrir tus ojos de manera adecuada para prevenir o recuperar las estructuras oculares del daño ocasionado por la falta de cuidado y el envejecimiento.

Es fundamental que los ojos estén sanos para que los ejercicios y métodos de terapia visual sean mucho más efectivos.

Te animo a que revises si estás consumiendo suficientes alimentos que contengan los antioxidantes de los que te hablo en el artículo y si no es así que comiences a hacer cambios progresivos para recobrar la salud de tus ojos y mejorar tu visión en todos los aspectos.

Y ya sabes, si necesitas una consulta personalizada sobre optometría o yoga visual, estaré encantada de atenderte. Contacta conmigo AQUÍ, a través del Whatsapp y pide una sesión GRATIS de 30 minutos para valorar tu caso y ver cómo puedo ayudarte a mejorar la calidad de tu visión.

Mar Bueno

Optico optometrista

Colegiado nº 3.870

¡NUEVO CURSO ONLINE!

MEJORA TU VISIÓN DE CERCA SIN GAFAS

Si quieres conocer estrategias de optometría y yoga visual para mejorar la presbicia y poder leer bien sin gafas, te animo a tomar este curso.

Te animo a que le eches un vistazo y si te apetece ya puedes inscribirte.

Lo haremos el viernes 28 de enero de 2022

Publicaciones Similares