¿SABÍAS QUE LA ENERGÍA DE LA LUNA AFECTA A TUS AGUAS INTERNAS?

Ayer celebramos el encuentro de MUJERES EN LUNA LLENA como es habitual cada mes en esta fase lunar.

Las lunas llenas son momentos de culminación donde el máximo brillo de la luna puede iluminar aquello que está todavía oculto. Eso nos permite indagar en emociones, pensamientos o situaciones en las que aún no hemos reparado y de esa forma tener la oportunidad de soltar y liberar todo aquello que no nos sirve.

En el encuentro de ayer estuvimos hablando sobre la influencia de la luna sobre el elemento agua.

Ya sabes el efecto que la energía lunar tiene sobre las aguas de la Tierra debido a su campo gravitatorio que atrae a los océanos hacia ella, produciendo las mareas.

Y aunque no podemos sentir esa gravedad tan fácilmente como la de la Tierra, también actúa sobre nosotros de manera sutil sobre nuestras aguas internas y por ende sobre nuestras emociones. En el cuerpo físico esas aguas están representadas por la linfa, los jugos gástricos, la saliva, la sangre; y por supuesto por nuestra sangre menstrual y el agua del útero.

Actualmente es posible que a muchas mujeres les cueste ser conscientes de esa influencia de la tierra y la luna sobre su cuerpo y sus ciclos.

Hoy en día con tanta luz artificial, el uso constante de los ordenadores y el gran número de horas que pasamos en los interiores, es casi imposible seguir nuestro ritmo natural femenino.

Sin embargo, es muy importante que nos demos cuenta de cómo en cada fase lunar cambia el movimiento de nuestras aguas internas y de nuestro útero.

Es esencial estar atentas a esos procesos para poder observar los programas que se activan a nivel mental y emocional e ir aumentando nuestra inteligencia emocional.

Seas consciente o no, tu ciclo está estrechamente vinculado con el de la luna y responde a las diferentes cargas electromagnéticas de cada una de sus fases.

El ciclo de la luna marca el calendario de tu cuerpo y es un indicador de los cambios que experimentas: despertar de la intuición, premonición, percepción y desarrollo de otros talentos que tienes en tu interior.

Ya sea que aún estés en tu periodo fértil como si ya has pasado la menopausia, todo tu cuerpo responde a los cambios de energía lunar.

En el último caso, cuando ya hemos dejado de menstruar, nuestros ciclos se corresponden casi exactamente con las fases lunares. Por este motivo me parece súper necesario que todas las mujeres conozcamos qué tipo de energía rige en cada una de ellas y que las aprovechemos para crear nuestra vida con conciencia.

Veamos las diferentes fases de la luna y con qué momento del ciclo menstrual podemos representarlas.

LUNA NUEVA

En esta fase la luna está en oscuridad. No hay casi influencia gravitacional, por lo que nuestras aguas uterinas están en calma.

Corresponde con el momento de la menstruación y la energía imperante es de ir hacia adentro, tratar de no ir deprisa y escucharte. Es un momento clave para conectar con la creatividad.

La quietud de nuestras aguas hace que no se activen los programas emocionales o mentales por lo que en esta fase se nos ofrece la posibilidad de crear con nuestra mente.

El poder de este periodo es gestar ideas, reflexionar sobre las estrategias a seguir y planificar los próximos pasos. También es ideal para realizar una desintoxicación de tu cuerpo

CUARTO CRECIENTE

En este momento veremos que la luna está iluminada en su mitad derecha, si estamos en el hemisferio norte y en la izquierda si nos encontramos en el hemisferio sur.

Las energías de esta fase son más dinámicas, existe más actividad y tenemos más facilidad para expresar lo que sentimos. Es el momento de la pre-ovulación.

Ideal para poner en acción las ideas y las estrategias creadas durante la luna nueva.

LUNA LLENA

Momento de máximo brillo, de culminación. Todo el disco solar está iluminado.

Muchas culturas coinciden en que la luna llena es responsable de la fertilidad, la gestación, el parto y la aparición de desórdenes mentales.

Y es que ahora las aguas están en continuo movimiento y dependiendo de la persona, incluso turbulentas. Esa agitación de nuestras aguas uterinas provoca que se remuevan las memorias y los programas registrados en nuestro útero. Esto puede llevarte a sentirte con las emociones desbordadas y tener comportamientos inestables. Hasta es posible que la energía de esta fase pueda producir alteraciones en el sueño.

Ahora la fuerza electromagnética de la luna es total y nos invita a crear, sustentar y fortalecer nuestra capacidad interna para crear nuevas formas de vida en todos los sentidos.

Corresponde con la fase de la ovulación, en la que estamos más expansivas y con la energía hacia afuera.

Podemos aprovechar esta energía para potenciar e intensificar nuestras pasiones e iniciar nuevos caminos.

Es el mejor momento para liberar todo lo que ya no sirve a tu propósito y abrirte para recibir todo lo nuevo que la vida tiene para ti,,

LUNA MENGUANTE

Es la contraria de la luna creciente. Así que veremos su parte izquierda iluminada en el hemisferio norte y la derecha en el sur.

Este periodo corresponde a la fase pre-menstrual, en el que las aguas de nuevo vuelven a la calma progresivamente. Vamos bajando el ritmo y nos apetece ir más hacia nuestro interior, pues la energía física disminuye en comparación con el periodo anterior.

En este momento podemos sentir un aumento de la actividad sexual y también de la intuición.

La energía de la luna en esta fase favorece la meditación, la reflexión y la espiritualidad. Es el mejor momento para abandonar hábitos o vicios nocivos para la salud

Como ves puedes aprovechar las energías de tu ciclo y las de la luna para traer más armonía a tu vida. Lo cierto es que las mujeres necesitamos estar en resonancia con esas energías y con las de la tierra para conectar con nuestra verdadera naturaleza.

Por este motivo te animo a que lleves un registro de tu ciclo menstrual o en el caso de que no lo tengas que te guíes por las fases de la luna. Realiza tu diagrama lunar mes a mes y descubrirás muchas cosas interesantes sobre ti,

El diagrama lunar es una extraordinaria herramienta de autoconocimiento. A través de ella puedes hacerte consciente de tus patrones de pensamiento y comportamiento para una vez hechos conscientes puedas liberarlos y transformarlos.

¡Todavía puedes aprovechar la energía de luna llena! Así que te dejo aquí la grabación de la reunión con la meditación final “Sanando tu linaje femenino”

¡Confío en que la disfrutes!


¡Nuevo curso online!

¿Hace cuánto tiempo que no tienes una cita contigo misma para escucharte y reconocer cómo te sientes?

¿Crees que es posible crear la vida que quieres?

¿Te gustaría deshacerte de todos los programas que te impiden mostrar tu verdadera grandeza y ser la mujer que quieres ser?

¡Hazte este regalo y comienza tu viaje de transformación!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.