|

POR QUÉ NO DEBERÍAS POSTERGAR TU AUTOCUIDADO

ME AMO
Guía práctica de autocuidado

El autocuidado puede ser una manifestación del amor a ti misma.

Ya has escuchado la frase: “No puedo dar lo que no tengo”.

Y efectivamente, si yo me encuentro vacía, entonces, ¿qué puedo dar?

 

¿Qué es autocuidado?

Autocuidado es una opción para prestarte atención, tomar consciencia tus propias necesidades y carencias físicas, emocionales, de entorno, de relación.

El autocuidado te lleva al balance, mejora tu productividad, tu autoestima, autoconocimiento.  Fomenta estados de equilibrio que te permiten disfrutar de la vida desde todas las dimensiones de tu ser.

Creando una sensación de seguridad en el aquí y en el ahora.

Si me encuentro en el modo de lucha o de huida (todo el tiempo en “modo” de estrés ), no podre aprender, disfrutar, amar, cuidar ni cuidar a otros.

Hablar de autocuidado personal nos lleva a prestar atención desde etapas tempranas de la vida a las diferentes dimensiones de nuestro ser:

  • Emocional: ¿Qué tipo de relaciones fomento? ¿Sé poner límites? Estoy consciente de mis fortalezas, conozco mis áreas de oportunidad, ¿Cómo es el manejo de mis emociones?, ¿Tengo un plan de vida y realizo acciones para darle un sentido?
  • Financiera: ¿Tengo finanzas sanas?, ¿Qué relación tengo con el dinero, fomento el ahorro, tengo previsto un plan de retiro?
  • Salud física: Alimentación y ejercicio, consciencia del funcionamiento de tu cuerpo. Tu cuerpo es una compleja máquina que trabaja con precisión para mantener tu integridad física y emocional al 100%. Cada segundo se corren diferentes procesos fisiológicos de regulación y si tomáramos conciencia de ello tendríamos más respeto por nuestro cuerpo. ¿Cómo me relaciono con la comida?, el ejercicio o la actividad física forman parte de mi rutina semanal. ¿Tengo algún ritual para iniciar el día?, presto atención a mi respiración y las sensaciones de mi cuerpo?
  • Ambiental: ¿Mi espacio es agradable, limpio, ordenado, propicio espacios y momentos para relajarme? ¿Procuro momentos de contacto con la naturaleza?, ¿evito el estrés auditivo, visual?
  • Espiritual: ¡ojo! este área la puedes vivir desde tus creencias, ¿Consideras que esta área está cubierta?
  • Intelectual: me actualizo, leo, aprendo cosas nuevas.

 

El autocuidado también puede incluir rituales que te permitan que tu día sea placentero, por ejemplo:

  • ⭐ Tomar una taza de té o café a solas o con buena compañía.
  • ⭐ Darte un tiempo para disfrutar de un atardecer.
  • ⭐ Tomar un baño caliente antes de ir a la cama.
  • ⭐ Leer algún libro o articulo que expanda tu mente y tu corazón.
  • ⭐ Llamar a una amiga diferente cada semana para ir fomentando el vínculo.
  • ⭐ Tener una rutina especifica antes de dormir.
  • ⭐ Iniciar tu día agradeciendo.
  • ⭐ Respiraciones conscientes y afirmaciones positivas para iniciar tus labores.

Date la oportunidad de dedicar unos minutos a responder a las preguntas planteadas en las diferentes dimensiones de tu ser y descubre cuánto puedes enriquecer tu autocuidado.

Sé creativa para incluir tus propios rituales, estoy segura que te sentirás más plena y satisfecha.

 

Elige fluir en este viaje llamado vida, con un equipaje ligero, con tu ruta de vuelo bien definida y sobre todo con una actitud positiva y consciente de tus necesidades.

 

Amorosamente

 

Psic. Verónica Cuevas

Si quieres profundizar en este tema te ofrecemos un webinar gratuito el día 11 de agosto de 2021, a las 19:00 h.

Será íntegramente online a través de Zoom.

Puedes reservar tu plaza GRATIS haciendo clic en el botón.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.