¿Cómo afecta el estrés a tu visión?

El estrés tiene muchos efectos sobre nuestro cuerpo y nuestros estados de ánimo. Sin embargo, pocas veces nos detenemos a pensar cómo afecta a nuestros ojos y a nuestra visión.

Nuestros ojos son una prolongación de nuestro cerebro.

Cualquier alteración del sistema nervioso, altera su funcionamiento y puede producir efectos negativos sobre nuestra visión. Desde dolores localizados en la zona frontal de la cabeza, sequedad ocular y fatiga, hasta una pérdida súbita de la visión.

El estrés físico y emocional afecta al buen funcionamiento del sistema visual. Ahora bien, cuando nos referimos específicamente al estrés visual es esencial diferenciar las tres tensiones oculares que existen.

TENSIÓN MUSCULAR

Para ver bien a todas las distancias se requiere cierto grado de tensión en los músculos encargados de enfocar a esa distancia concreta (ciliar y músculos externos). 
Esos músculos tienen que distenderse cuando volvemos a enfocar a distancias lejanas. Sin embargo, las largas horas que pasamos en tareas de visión próxima y el exceso de tensión muscular, hace que esos músculos no puedan relajarse, provocando visión borrosa en lejos y otras alteraciones de las que hablaremos más adelante.
Existen muchos ejercicios para desbloquear esta tensión muscular. Uno de ellos es dejar la tarea visual cada cierto tiempo, levantarse y permitir que tus ojos enfoquen a distancias lejanas durante unos minutos.

TENSIÓN MENTAL

La mente utiliza los ojos como objetos de conocimiento.
Por medio de ellos siempre está activa pues es ella la que descodifica para que podamos ver los objetos. En realidad, los ojos sólo ven formas, líneas, colores, contrastes. Es a través del proceso mental que podemos reconocer y poner nombre a lo que vemos.
Si nuestra mente está tensa por los miedos, nerviosismo, ansiedad, etc. la capacidad visual también se ve afectada.
La mayoría de nosotros no somos conscientes de esto, aunque nuestro cuerpo es sabio y en esas ocasiones nos invita a tomarnos “unas vacaciones visuales”. Lo mejor en este caso es cerrar los ojos y permitir que el sistema se reorganice de nuevo. 

TENSIÓN RETINAL

La retina es la capa neuronal del ojo donde se reciben los estímulos visuales (imágenes) que luego percibiremos en el cerebro (córtex visual)
En la retina tenemos los receptores visuales que son los encargados de recibir el estímulo y transmitirlo, Para ello se lleva a cabo una serie de procesos en los que intervienen ciertas sustancias y pigmentos. Uno de ellos es la Rodopsina, cuya función es permitir la visión en entornos de baja luminosidad. Este pigmento se renueva en la oscuridad, es decir, cada vez que parpadeamos completamente estamos permitiendo que se recupere. En la actualidad pasamos muchas horas realizando tareas de cerca, sobre todo con pantallas de ordenador. Eso reduce la frecuencia de parpadeo casi a la tercera parte de lo normal y la consecuencia es que nuestros receptores visuales no se renuevan de manera óptima afectando a las funciones de la retina.
Además, el parpadeo es fundamental para renovar la película lagrimal y prevenir la sequedad ocular.
Hacer ejercicios de parpadeo consciente nos ayudará a aliviar la tensión retinal y la sequedad del ojo.

La excesiva tensión muscular, mental y/o retinal puede dar lugar al estrés ocular que tiene muchos efectos negativos sobre la visión

  • Modifica la forma del globo ocular y le resta elasticidad
  • Los procesos metabólicos se hacen más lentos.
  • Aumenta el agotamiento de la retina
  • Temblores de ojos e inflamación
  • Fatiga ocular
  • Impide la coordinación entre la acomodación y la convergencia, que son los mecanismos que disponemos para ver bien a distancias próximas.
  • Debilita el tono muscular
  • Afecta a la fluidez de los movimientos oculares, produciendo sacudidas y saltos de línea en la lectura.
  • Es una de las causas de mala visión de cerca
  • Sequedad ocular
 
Como conclusión final te sugiero que hagas pausas cada minutos en tus tareas de cerca.
Levántate y da un paseo mirando al infinito (si puedes, hoy esto es complejo, ¡estamos rodeados de paredes!!! ) Si fuera posible ve a un parque o sal a la calle.🤔🤔
Durante algunos minutos parpadea conscientemente
Cierra los ojos cada cierto tiempo y mantenlos así durante un para de minutos para que se recupere el sistema.
Y por supuesto. haz todo lo posible para reducir el estrés en tu vida. Tu cuerpo, ojos incluídos, saldrá muy beneficiado y mejorarán muchos otros aspectos de tu vida

Si quieres aprender más sobre salud ocular y yoga visual suscríbete a la newsletter y permanece atenta porque  a finales de este mes haré un webinar gratuito sobre “Yoga ocular para mejorar la visión y mejorar tu vida”

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.